Decálogo de Buenas Prácticas

1. Antes de redactar las preguntas diseñar la tabla de especificaciones del examen. Esto nos ayudará a garantizar la validez de contenido del mismo. [Ver más sobre esta recomendación]

2. No repetir los exámenes y diseñar varias formas de examen para evitar que los estudiantes se copien.

3. Combinar distintos formatos de evaluación eligiendo para cada competencia y contenido el que mejor se ajuste. Algunas sugerencias para su elección las puede encontrar aquí.

4. El examen debe tener una longitud adecuada, esto redundará en una mayor fiabilidad de las calificaciones. Por ejemplo, los exámenes de opción múltiple es conveniente que tengan 40 preguntas o más. [Ver más sobre esta recomendación]

5. Dar tiempo suficiente para responder a todo el examen, pero no un tiempo excesivo para evitar que los estudiantes lo utilicen para copiar. [Ver más sobre esta recomendación]

6. Incluir preguntas de distinta dificultad. Debe haber una mayoría de preguntas de dificultad intermedia, ya que son las que más contribuyen a la discriminación de las puntuaciones. [Ver más sobre esta recomendación]

7. Repasar las normas para la redacción de las preguntas. [Ver normas de redacción]

Tres errores muy frecuentes en la redacción de preguntas de opción múltiple son:

- Usar como una opción de respuesta “todas las anteriores” o “ninguna de las anteriores”. [Ver más sobre esta recomendación]

- Usar negaciones o dobles negaciones para incrementar la dificultad de las preguntas. [Ver más sobre esta recomendación]

- Redactar la opción correcta de forma que destaque del resto por su mayor longitud, mayor solapamiento con el enunciado, ser la única congruente gramaticalmente… [Ver más sobre esta recomendación]

Tres errores muy frecuentes en la redacción de preguntas abiertas son:

- Enunciados poco precisos, que permiten distintas interpretaciones.

- Impresiones poco claras de gráficas o imágenes que impiden o dificultan la respuesta.

- No informar a los estudiantes de que las preguntas se puntúan de modo diferente.

8. Al corregir los exámenes de opción múltiple se recomienda penalizar los errores. Si cada acierto suma 1 punto se recomienda que cada error penalice 1/k-1, siendo k el número de opciones de la pregunta. [Ver más sobre esta recomendación]

9. Al corregir los exámenes de respuesta abierta se debe:

a) construir una rúbrica que guíe la calificación de cada pregunta. [Ver más sobre esta recomendación]

b) corregir por preguntas y no por exámenes para obtener puntuaciones más fiables. [Ver más sobre esta recomendación]

10. Tras cada examen analizar las propiedades de las preguntas y del examen para ir mejorando progresivamente. [Ver más sobre esta recomendación]